”Versos Sencillos” – José Martí

”Versos Sencillos”

Yo soy un hombre sincero

Yo sé de Egipto y Nigricia,

Odio la máscara y vicio

Yo visitaré anhelante

Si ves un monte de espumas,

Si quieren que de este mundo

Para Aragón, en España,

Yo tengo un amigo muerto

Quiero, a la sombra de un ala,

El alma trémula y sola

Yo tengo un paje muy fiel

En el bote iba remando

Por donde abunda la malva

Yo no puedo olvidar nunca

Vino el médico amarillo

En el alféizar calado

Es rubia: el cabello suelto

El alfiler de Eva loca

Por tus ojos encendidos

Mi amor del aire se azora;

Ayer la vi en el salón

Estoy en el baile extraño

Yo quiero salir del mundo

Sé de un pintor atrevido

Yo pienso, cuando me alegro

Yo que vivo, aunque me he muerto,

El enemigo brutal

Por la tumba del cortijo

La imagen del rey, por ley,

El rayo surca, sangriento,

Para modelo de un dios

En el negro callejón

De mi desdicha espantosa

¡Penas! ¿Quién osa decir

¿Qué importa que tu puñal

Ya sé: de carne se puede

Aquí está el pecho, mujer,

¿Del tirano? Del tirano

Cultivo una rosa blanca,

Pinta mi amigo el pintor

Cuando me vino el honor

En el extraño bazar

Mucho, señora, daría

Tiene el leopardo un abrigo

Sueño con claustros de mármol

Vierte, corazón, tu pena

José Martí

 

Versos Sencillos

Poesía XXXIX

Cultivo una rosa blanca,

En julio como en enero,

Para el amigo sincero

Que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca

El corazón con que vivo

Cardo ni oruga cultivo:

Cultivo la rosa blanca.

José Martí

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s