Los héroes de la televisión son policías, Jack Kerouac

Calle del Orco

Walt Whitman 1872

El sueño original de vagabundo encuentra su expresión más perfecta en un hermoso poema que Dwight Goddard menciona en su Buddhist Bible:

Por esta única ocasión
te daría con gusto diez mil monedas de oro.
Llevo un sombrero en la cabeza, un fardo en las espaldas
y de báculo me sirven la brisa fresca y la luna llena.

Siempre hubo en América (lo revela la entonación característicamente whitmaniana de este poema, probablemente escrito por el propio Goddard) una idea muy definida de la libertad de andar a pie que se remonta a los días de Jim Bidger y Johnny Appleseed y que se mantiene hasta hoy gracias a un grupo de tradicionalistas intransigentes a quienes todavía puede verse esperando un ómnibus en una autopista desierta para ir al pueblo a mendigar trabajo o comida, o rondando el lado este del país en busca de Ejércitos de Salvación, o mudándose…

Ver o post original 435 mais palavras

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s